Consejos para calmar la ansiedad en cuestión de segundos

Habrás leído cantidad de sitios en los que te explican y te enseñan a calmar la ansiedad , pero seguramente no hayas encontrado nunca el consejo de una persona que a sufrido durante más de 10 años un trastorno de ansiedad generalizada y que pueda compartir contigo el mejor consejo para calmar la ansiedad en cuestión de segundos. Si, Si, como has leído, en cuestión de segundos. Seguramente hayas sufrido una crisis de ansiedad o una ataque de pánico recientemente y no quieres que vuelva a ocurrir ya que, los síntomas son horribles y te lo hacen pasar realmente mal. Te sientes agotado y con un montón de dudas al respecto. Lo pero de todo es no saber como curar la ansiedad y el no saber que hacer cuando se sufre una ataque de ansiedad. Es por eso que hoy voy a compartir contigo uno de los ejercicios que más me ha funcionado ami durante estos 10 años.


Déjame recomendarte lo siguiente: <<<Método Completo Para Curar la Ansiedad Aquí>>>
Lo principal es saber controlar la respiración y para eso, primero hay que aprender a respirar. Si has visitado a un psicólogo que sea bastante profesional, te habrá dicho que no sabes respirar y esto es totalmente cierto. Aprender a respirar para calmar la ansiedad es la base de toda persona que sufre dicha patología. La cuestión viene cuando te preguntas “¿ Como aprendo a respirar? Pues bien, para aprender, tan solo tienes que saber que la respiración es automática y que, tu eres el dueño de ella y que por lo tanto, estás en tu derecho de decidir cuando respirar y como. Cuando hacemos ejercicio, las respiraciones por minuto aumentan, lo normal estando en reposo es de 10 a 12 respiraciones por minuto, pero cuando estamos haciendo alguna actividad puede aumentar bastante.

Déjame recomendarte lo siguiente: <<<Método Completo Para Curar la Ansiedad Aquí>>>

Es por eso que tienes que ser consciente de que la respiración es la clave para calmar la ansiedad e impedir una ataque de pánico , de lo contrario, si no aprendemos a controlar la respiración, hiperventilaremos y nunca conseguiremos curar la ansiedad. Es importante saber que nuestro diafragma se contrae y tiene pequeños espasmos que hacen que nuestra respiración se acelere y nuestra mente crea que nos falta el aire, por ello, vamos a aprender unos ejercicios de respiración para calmar la ansiedad en caso de sufrir una ataque de pánico en la calle o cualquier otro lugar.
Debemos saber que para que nuestra respiración sea correcta, se debe coger el aire por la nariz y soltarlo por la boca (Cosa que casi nadie hace). Esto es muy importante, ya que además de conseguir oxigenar todo nuestro organismo, también nos curaremos en salud haciendo que nuestro organismo aspire muchos microbios.
Me estás soltando un rollo sobre la respiración cuando lo único que quiero es calmar la ansiedad que tengo encima”
Quizá sea un rollo pero con el paso del tiempo, te acordarás de que aquí tienes el 70% de probabilidades de curar la ansiedad de una vez por todas. Así que sigue leyendo y no seas quejica.
Para empezar a hacer los ejercicios de respiración, buscarás un lugar tranquilo, como puede ser el sofá de casa. Una vez sentado, apoyarás la cabeza en el respaldo y los brazos los dejarás muertos también apoyados en el sofá.
Cerrarás los ojos y empezarás a mentalizarte repitiendo la siguiente frase:
Voy a calmar mi ansiedad ahora”
Repite durante 3 veces y luego coge aire por la nariz, llena completamente tus pulmones hasta que no puedas más y luego suelta el aire lentamente por la boca hasta que se vacíen los pulmones.
Esto lo tienes que repetir 5 veces. Las primeras veces es normal que notes un pequeño mareo ya que no estás acostumbrado a hacerlo. Pero no te preocupes porque nada malo te va a ocurrir.
Una vez hayas terminado, repetirás esta frase otras 3 veces:
Soy libre y ya he calmado la ansiedad”
Verás como habrás conseguido impedir una ataque de pánico en cuestión de segundos y sin ningún tipo de complicación.
Ahora bien, si lo que necesitas es curar la ansiedad, tendrás que hacer esto y mucho más para poder curarla, recuerda que es un proceso lento y que tienes que poner toda tu fuerza de voluntad para conseguirlo.