4 pasos para evitar la ansiedad nocturna

Generalmente, las personas que sufren de ansiedad nocturna suelen ser personas distraídas y tienen dificultades para concentrarse durante el día. Esto es debido a que los ataques de ansiedad nocturnos son realmente agotadores. Para ello debes conocer los 4 pasos para evitar la ansiedad por las noches y conseguir así disminuir los síntomas y hacer que el sueño sea reparador y sin interrupciones.

Antes de seguir se deben conocer las fases del sueño. 




En la etapa 1 nos encontramos con el adormecimiento: Este estado es conocido por ser el antes entre la vigilia y el sueño. Nuestra mente entra en estado de somnolencia durante aproximadamente 10-15 minutos. (las personas con ansiedad suelen tardar de 30 minutos a 2 horas en poder alcanzar esta etapa)

Etapa 2- El sueño ligero hace que nuestro ritmo cardíaco y nuestra respiración sean más lentas. Por lo tanto, se entra en un estado de calma y tranquilidad. En esta etapa es más difícil despertarse. (las personas con ansiedad nocturna se pueden llegar a despertar hasta 2 veces en esta etapa)

Etapa 3-  Conocida como la fase de transición que nos llevará directamente al sueño profundo. en esta etapa solemos pasar un máximo de 3 minutos. (personas con ansiedad tardan mucho en llegar a esta etapa)

Etapa 4- (Sueño Delta): En esta etapa las ondas cerebrales son muy lentas, tanto como el ritmo respiratorio. Una persona que descansa bien por las noches no tendría problema para llegar a la siguiente fase conocida como Fase REM, pero en el caso de las personas con ansiedad nocturna , en esta fase suelen despertarse al sentir cualquier ruido. Aquí es cuando suelen aparecer los síntomas de la ansiedad nocturna, generalmente sudores, taquicardias, palpitaciones, sensación de no ser uno mismo, inquietud, incomodidad y dificultad para volver a conciliar el sueño.

El miedo se apodera de la persona que lo sufre y su sueño tiene que volver a empezar de nuevo. Esta etapa es la más importante ya que de ella depende que al día siguiente estemos al 100%. Para tener un sueño reparador, se debe superar esta etapa sin ser despertado.

Una vez llegada la fase REM, nuestro cerebro está muy activo y es capaz de captar toda la información de nuestro alrededor. La actividad cerebral es semejante a la de la vigilia.
Las personas con ansiedad nocturna al llegar a esta etapa ya es muy posible que hayan sufrido una o varias crisis de ansiedad o hayan aparecido los síntomas de la ansiedad.

Una vez conocidas las etapas del sueño estamos preparados para saber en que momento tenemos que descasar y intentar evitar que los síntomas de la ansiedad nos despierten.

4 pasos para evitar la ansiedad nocturna :


La ansiedad nocturna puede ocurrir por varios motivos, pero en lo general suele ser debido a la tensión acumulada, el estrés y los pensamientos negativos. Antes de poner al cerebro a descansar debemos dejar que este esté libre de preocupaciones. Si no está libre, por la noche las ondas cerebrales serán muy amplias y rápidas. Pueden aparecer malos sueños (soñar con la muerte, con enfermedades, etc.).

Para que esto no ocurra existen una serie de pasos que debes seguir:

1- Evitar la ansiedad nocturna no es complicado. Pero para ello antes se debe saber dejar cada cosa en su lugar. Los problemas del trabajo, se quedan en el trabajo. Los pensamientos negativos deben también deben ser guardados en un cajón y no debe abrirse por la noche. Esto se consigue manteniendo la mente distraída durante el día. Si mantenemos nuestra mente distraída durante el día, lo más normal es que ella misma nos pida un descanso, y ese descanso será placentero. La lectura antes de dormir es una muy buena opción. Apagar cualquier aparato electrónico 1 hora antes de ponerse a dormir y sobretodo, estar en una habitación silenciosa y sin ningún tipo de luz.

2- El ejercicio diario es otro de los pasos que se deben seguir para evitar la ansiedad nocturna. Es esencial llevar una rutina diaria. Para ello podemos apuntar en una libreta o agenda las cosas que hacemos cada día y dedicar aunque sean 20-30 minutos al ejercicio. (muy recomendado caminar)

3- Dejar de lado las adicciones y las distracciones. El tabaco, el alcohol, las drogas y ciertos medicamentos pueden ser los causantes de tu ansiedad nocturna. Por lo tanto, empezar a dejar estos malos hábitos es primordial para conseguir tu meta. Dormir sin preocupaciones y sin ataques de ansiedad nocturnas.

4- Por supuesto en este último paso se puede tomar cualquier tipo de infusión o cápsula natural para conciliar el sueño. En estos casos la melatonina ayuda mucho a recuperar el sueño y a regular nuestro horario. Otra de las cosas que se deben aplicar para que la ansiedad nocturna desaparezca por completo, es seguir un método que te ayude a eliminar las causas por completo y de raíz.

Yo recuerdo que cuando sufría de ansiedad generalizada, la ansiedad nocturna no me dejaba apenas hacer cosas de día. Siempre estaba cansado, sin ganas de nada, con nauseas y con embotamiento. Esto no me dejaba llevar una vida normal. Con los 4 paso anteriores y siguiendo el método que te voy a recomendar a continuación, estoy seguro que vas a empezar a mejorar desde la 1 o 2 semana.

Te recomiendo que visites el siguiente enlace haciendo clic aquí







Si quieres saber más sobre las fases del sueño visita el enlace de wikipedia